nuestra experiencia nos respalda

CONTÁCTANOS

NUESTRA AUDICIÓN

¿Qué es la audición?

La audición es la percepción de las ondas sonoras, que primero pasan por la oreja para luego llegar a los conductos auditivos externos hasta el tímpano, que vibra con ellas. Está en funcionamiento las 24h del día ya que en cualquier momento percibe los sonidos que se producen. Tener buena audición es imprescindible para poder comunicarnos diariamente con nuestros familiares, amistades y compañeros en general siendo la vía de comunicación con nuestro mundo exterior enriqueciendo nuestras vidas en todo momento.

¿Qué es la hipoacusia o pérdida auditiva?

Se dice que hay hipoacusia o pérdida auditiva cuando disminuye la capacidad de escuchar algunos sonidos o percibir ciertas frecuencias. La notamos cuando se nos escapan palabras, nos molestan más los ruidos y no podemos seguir una conversación. Suele aparecer a partir de los 60 años debido al envejecimiento natural del sistema auditivo, aunque pueden darse antes por diferentes causas, apareciendo incluso en niños.

Causas de la pérdida auditiva

Las causas de la pérdida de la audición son:

  • Daño al oído interno. El envejecimiento y la exposición a ruidos fuertes pueden provocar el desgaste de los vellos o de las neuronas de la cóclea que envían señales de sonido al cerebro. Cuando esos vellos o neuronas se dañan o desaparecen, las señales eléctricas no se transmiten con tanta eficiencia y se produce una pérdida de la audición. Los tonos agudos más altos pueden amortiguarse.

    Es posible que te resulte difícil reconocer las palabras cuando hay ruido de fondo. El factor hereditario puede hacerte más propenso a estos cambios. Esta clase de pérdida de la audición se conoce como «pérdida de la audición neurosensitiva» y es irreparable.

  • Acumulación gradual de cerumen. El cerumen puede bloquear el canal auditivo y evitar la conducción de las ondas sonoras. Esto se puede solucionar quitando el cerumen.
  • Infecciones en el oído y bultos anormales o tumores en los huesos. En el oído externo o medio, cualquiera de estos factores puede causar pérdida de la audición.
  • Tímpano roto (perforación de la membrana del tímpano). Los ruidos muy fuertes (por ejemplo, estallidos), los cambios repentinos en la presión, un objeto con punta que se mete en el oído y las infecciones pueden causar que el tímpano se rompa y afectar la audición.
Tipos de pérdida auditiva
Existen cuatro tipos de pérdida auditiva:
  • Pérdida auditiva conductiva
    Es una pérdida de la audición que ocurre cuando existe un bloqueo para que el sonido pase del oído externo al medio. Este tipo de pérdida auditiva a menudo se puede tratar con medicamentos o cirugía.
  • Pérdida auditiva neurosensorial
    Es la pérdida de la audición que ocurre cuando hay una alteración en el funcionamiento del oído interno o el nervio auditivo.
  • Pérdida auditiva mixta
    Es la pérdida de la audición debido a pérdida auditiva conductiva y neurosensorial.
  • Trastorno del espectro neuropatía auditiva
    Es la pérdida de la audición que ocurre cuando el sonido entra de manera normal al oído, pero debido a la presencia de daños en el oído interno o el nervio auditivo, el sonido no se procesa de manera que el cerebro lo pueda interpretar. Para encontrar mas informacion visite el Instituto Nacional de la Sordera y otros Trastornos de la comunicacion (en inglés).
Factores de Riesgo

Aquellos factores de riesgo influyentes para las patologías auditivas son:

1. La edad

La evolución natural de los seres humanos desencadena entre otros aspectos el deterioro en los oídos, afectando a la capacidad para escuchar sonidos suaves y entender conversaciones a niveles normales. A la pérdida de audición causada por el progreso natural de la edad  se le llama presbiacusia.

2.Nacimiento prematuro

El nacimiento prematuro, así como el bajo peso al nacer son factores de riesgo en el desarrollo de patologías auditivas. El bajo peso al nacer tiene un efecto importante entre niños a término completo. La reducción total en el crecimiento fetal y la velocidad reducida de crecimiento incrementan el riesgo.

3.Transmisión hereditaria

Existen algunas alteraciones genéticas que aumentan el riesgo de pérdida de la capacidad auditiva. El síndrome de Usher es un desorden hereditario que implica un trastorno auditivo que puede ser moderado y estable, progresivo o profundo. La otosclerosis tiene lugar con la formación de nuevos huesos anormales en el oído medio, afectando a otras zonas del oído.

4.Entorno laboral

El ruido derivado de la actividad laboral provoca en los trabajadores hasta 5 veces más probabilidades de padecer problemas auditivos. Algunas profesiones como los controladores de vuelos están expuestos a intensidades cercanas a los 140 decibelios en el despegue y aterrizaje de aviones.

5.Estilo de vida

Algunos hábitos sociales pueden repercutir en la capacidad auditiva del sujeto. El sobrepeso en personas adultas puede dar como resultado pérdidas auditivas en frecuencias agudas. Mantenerse activo y controlar el peso puede ayudar a salvaguardar la audición.

6.Tabaco y Alcohol

Otros hábitos nocivos influyentes son el consumo de tabaco y alcohol. Los fumadores habituales presentan un 15% más de riesgo de sufrir pérdidas auditivas que los no fumadores.

7.Ocio

Las actividades de ocio que realizamos en nuestro día a día pueden ser motivo de causa de daños en nuestra percepción auditiva. La música de discotecas y clases en recintos deportivos como gimnasios puede alcanzar niveles de ruido en torno a 100 – 120 decibelios. Los bares son otro de los lugares influyentes por ruido ambiental en el deterioro de la capacidad auditiva.

8.Medicamentos

Algunos medicamentos quimioterapéuticos y antibióticos pueden afectar al oído. La aspirina administrada en altas dosis puede incrementar la probabilidad de pérdida auditiva temporal o zumbido en oídos.

9.Infecciones de oído

Las infecciones no tratadas adecuadamente de origen recurrente en la niñez pueden dañar de manera irreversible el oído medio y la cóclea, provocando posteriormente problemas de audición.

10.Radioterapia

La radiación provocada por la radioterapia aplicada a tumores de la cabeza y cuello puede provocar daño en el oído interno, dando lugar a una pérdida de audición permanente.

¿Qué es el Tinnitus?

El tinnitus es la percepción de un ruido o de un zumbido en los oídos. El tinnitus es un problema frecuente que afecta a 1 de cada 5 personas, aproximadamente. El tinnitus no es una enfermedad en sí misma; es un síntoma de un trastorno no diagnosticado, como la pérdida de la audición relacionada con la edad, una lesión del oído o un trastorno del aparato circulatorio.

Aunque es molesto, por lo general, el tinnitus no es signo de algo grave. Si bien puede empeorar con la edad, en muchas personas, el tinnitus puede mejorar con tratamiento. A veces, el tratamiento de una causa de fondo detectada ayuda. Otros tratamientos reducen o tapan el ruido, lo que hace que el tinnitus se perciba menos.

Test Auditivo

Te invitamos a responder estas breves preguntas donde podrá conocer si usted o algún familiar sufre de perdida auditiva. Solo le tomara 1 minuto.

1.- ¿Tiene dificultad para seguir la conversación en ambientes ruidosos?

2.- ¿Tienen que repetirle las palabras?

3.- ¿No comprende claramente cuando le hablan?

4.- ¿Ha sufrido o sufre de acufenos(zumbidos)?

5.- ¿Le resulta difícil entender lo que le dicen por teléfono?

6.- ¿Pone el volumen del tv o radio más alto que el resto de su familia o amigos?

7.- ¿Le molesta el ruido del tráfico en la calle hasta el punto de sentirse inseguro?

8. ¿A veces no oye el timbre de casa, de su celular o teléfono?

9.- ¿A menudo le dicen que habla muy alto?

10.- Tienes la impresión de que las personas hablan muy bajo?

Te recordamos que solo es una prueba para brindarte la orientación correspondiente y con finalidad informativa que no reemplaza a una consulta profesional para su audición.

CENTRO AUDITIVO AUDIO SALUD

Cuidar su salud es cuidar su audición

El Grupo Demant fue fundado en 1904 por Hans Demant, bajo el nombre de Oticon. El año siguiente, fue a Londres para obtener un audífono para su esposa con discapacidad auditiva, Camilla. Guiado por el deseo de mejorar las vidas de su esposa y de todas las personas con pérdida auditiva, Hans Demant firma un contrato con la empresa General Acoustic Co y empieza a importar y distribuir en Dinamarca los primeros audífonos: el dispositivo eléctrico Acousticon. Después de su muerte en 1910, su hijo William Demant se hizo cargo.

Ya antes de la Primera Guerra Mundial, Oticon aumentó su volumen de ventas para cubrir Escandinavia y San Petersburgo. En los años veinte y treinta, se estableció una red de agentes en Europa.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Oticon comenzó su propia producción debido a la escasez de productos de otros países.

En 1957, William y su esposa Ida Emilie donaron las acciones de la familia Demant en la compañía a la Fundación Oticon , que hoy se llama The William Demant Foundation. El objetivo general de la Fundación es la caridad, con especial énfasis en ayudar a las personas con problemas de audición, y en la actualidad, la Fundación Oticon es el principal accionista de William Demant.

Demant ha tratado de crear diferencias que cambian la vida de las personas con pérdida auditiva. Hoy en día esto nos motiva todos los días e impulsa nuestro viaje hacia adelante brindando la mejor tecnología en audífonos medicados formando parte de esta gran familia.

× ¡Bienvenido! Estamos atentos a tu consulta